Alejandro D’Acosta

Es artífice de una veintena de viñedos en el Valle de Guadalupe, incluyendo las emblemáticas vinícolas de Santo Tomás y Casa de Piedra. Un valle metido en el desierto, donde solamente llueve 3 pulgadas y media de agua y donde se produce el 90 por ciento de los vinos nacionales de calidad.

Más información: AQUI

2015-01-19T14:40:58+00:0018 marzo 2014 - 9:29 pm|